Valera, Lunes 22 de Diciembre de 2014
Rituales / La familia trujillana recibe el año nuevo
Ropa amarilla y uvas son las tradiciones más fuertes del 31
La espera para el cañonazo ha terminado, dentro de pocas horas los trujillanos recibirán abrazados el 2013 y las nuevas metas llenarán sus corazones. Aunado a esto, las tradiciones de fin de año se ejecutarán como siempre para que los más pequeños aprendan de la cultura venezolana
31 de Diciembre del 2012.
Tips navideños
Las tiendas y el centro de la ciudad de Valera le ofrece a los trujillanos, gran cantidad de artículos para cumplir con los rituales y tradiciones navideñas, hoy 31 de diciembre. Como recomendación al colectivo se les recuerda supervisar a los niños y adolescentes durante la manipulación de fuegos pirotécnicos en lugares abiertos; y a los adultos evitar el abuso de la ingesta de licor.
GIULIANA ECHEVERRÍA / CNP: 14.951 - Muchas son las tradiciones venezolanas que se mantienen durante el fin de año, otras se han perdido y otras tantas han sido modificadas con el pasar del tiempo. Lo cierto es que una de las cosas que caracteriza al venezolano alegre en fechas decembrinas, son las tradiciones que pasan de generación en generación, sin importar el género de quien la aplique.

       Costumbres

       Entre las tradiciones más fuertes que se practicarán hoy 31 de diciembre, destaca utilizar la popular ropa interior amarilla para tener prosperidad todo el año, comerse 12 uvas a la par de las 12 campanadas que anuncian el nuevo año, momento en el cual cada persona pide un deseo por cada uva; así como la majestosa cena navideña en familia que representa la unión del núcleo social.

       Asimismo, muchas personas acostumbran a limpiar los hogares con sahumerio para alejar las malas influencias y honrar a Dios, utilizar ropa nueva, tener efectivo en la mano o los bolsillos durante el cañonazo garantizará fluidez económica duran el nuevo año, y si es posible contar con moneda extranjera mejor aún.

       Sacar las maletas a la calle para viajar, comer lentejas para la prosperidad, lanzar monedas hacia atrás sobre la cabeza para contar con nuevos ingresos, subir y bajar 12 veces de una silla para encontrar pareja, quemar una carta con 12 deseos, utilizar zapatos nuevos para viajar el año siguiente, participar en el intercambio de regalos con la familia y amigos, disfrutar de gaitas toda la noche, los fuegos pirotécnicos que anuncian el nuevo año y la quema del año que se va.

       Trujillanos creyentes

       Estas tradiciones de fin de año muchas veces se realizan sin conocer su significado o en ocasiones son conocidas pero poco ejecutadas como en el caso de Charlie Andrade, quien explica que su familia se come las uvas y pide los 12 deseos, comen lentejas y cenan en familia, pero no siempre participa en cada tradición.

       Otras personas como Suhail Montilla prefieren pasar las últimas horas del año en oración y con mucha fe para pedir por los pobres, los presos, los ancianos, el amor y la paz de la nación.

       Mientras tanto, Andreina Montilla explica que los 31 de cada año se reúne con su familia, cenan juntos, se comen las uvas y las lentejas junto con algunas copas de licor.

       Para Francisco González y Julieta Zerpa es básico utilizar la ropa interior amarilla para la prosperidad, piden los deseos con las uvas como símbolo, cenan en familia para contar con un año de unión, mantienen billetes en las manos y piden por la salud de todos los venezolanos.

       Por su parte, Jonathan Linares aprovecha esta temporada para vender sahumerio que es conformado por incienso, mirra y estoraque, en 10 bolívares los tres compuestos; el carbón se vende por separado.

       "Esto es para la buena suerte, el espíritu de la navidad, la paz y alegría del nuevo año. Se mete todo en una latica, se enciende y se ahumea toda la casa el 31" agrega Linares.

       Jóvenes incrédulos

       Según Daniel Hernández, el último día de cada año se reúnen en familia y se comen las uvas. "Mi mamá saca las maletas a la calle para viajar el año siguiente, se come las lentejas. Hay muchas tradiciones en la familia pero no todas las hago" señala.

       Igualmente, Adriana Urdaneta dice "no me pongo pantys amarillas, ni saco la maleta, pero si dejo que los niños disfruten de la pólvora, cenamos en familia y nos comemos las uvas. En una oportunidad saque la maleta y no viaje a ningún lado".

       Urdaneta también exclama que no se exige tantos consumismos en diciembre porque no es supersticiosa, aunque reconoce que esto identifica a los venezolanos. "Respeto lo que otros hagan el 31 pero pocas cosas las hago yo. Lo que he querido hacer, lo he hecho, como pasar el fin de año en la playa con la familia" afirma.

       Además, entre los deseos de esta venezolana, se encuentra pedirle a Dios que el 2013 sea mejor y que logre cumplir con sus promesas personales.

       Finalmente, Nixon Osuna coloca el compartir familiar como el aspecto más importante de la Navidad, seguido de la espera del cañonazo con unos tragos de licor, las uvas del tiempo, los estrenos navideños. "Pido por la vida y la salud, porque de lo demás me encargo yo" sentencia.


Rating: 3.3/6 (3 votos procesado)

 
 
Rss Wap facebook Twitter Add to Google
Rss Wap Facebook Twitter iGoogle
Obiturios
 
2002-2014 ©. Diario El Tiempo C.A. Todos los derechos reservados. RIF- J-30866572-0, Valera - Estado Trujillo, Venezuela
Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier material de este diario sin la autorización expresa de los editores.
| Gerencia | Contáctenos | Sugerencias | Publicidad | Tarifas | Correo | Ayuda | Estadisticas