Logo de Diario El Tiempo C.A.

Violencia doméstica en niños y niñas

04 de Junio del 2011.

LISBELY PARADA - Estudios realizados reflejan que al menos en la mitad de los hogares que la mujer es maltratada, también lo son los niños y niñas. De igual modo pueden ser lastimados por la violencia en contra de sus madres, a través de objetos voladores, o mientras están en sus brazos.

       Pero aún cuando los niños y niñas sólo sean testigos de la violencia doméstica. Las consecuencias para su salud y su supervivencia son al revés.

       Lamentablemente, cuando una mujer está siendo víctima de cualquier tipo de violencia por parte de su esposo o compañero; está tan enfrascada en defenderse que a menudo no puede darse cuenta del daño que también están sufriendo sus hijos o hijas. A veces permiten hasta los maltratos físicos o verbales éstos por parte del padre o padrastro, porque en lo que respecta así misma, presenciar o escuchar situaciones de violencia, aunque ellos no sean receptores directos, provoca efectos psicológicos negativos en los niños y niñas de madres maltratadas, pues padecen violencia psicológica, que es una forma de maltrato infantil en la mayoría de los casos, también los niños y niñas son víctimas de la violencia. Es una pauta normal en el relacionamiento entre adultos.

       Estos niños y niñas, constituyen su personalidad en función de la violencia interiorizan los roles del maltratador o maltratadora, los patrones de conducta violenta.

       La violencia doméstica ocurre durante la etapa de maduración psicológica del niño o niña, donde una figura referente como el padre arremete contra la madre. Los hijos o hijas de un maltratador crecen en el medio, son propensos al estrés traumático, de presión y trastornos de personalidad, sin necesidad de que sean objeto directo del maltrato. Indefinitiva, la violencia familiar doméstica siempre afecta a los niños y niñas, ya sea como testigo o como víctimas directas de las agresiones. Los trastornos psicológicos que presentan estos niños y niñas son similares a los presentados por sus madres. Estos afectan las emociones, valores, pensamientos, rendimientos escolares y su adaptación social.

       La violencia doméstica se produce en las clases sociales, raciales, económicas, educativas o religiosas, ningún hogar está exento de las expresiones del poder patriarcal y de la socialización diferente entre los géneros (hombre - mujer), que este impone, que actúa en el origen y mantenimiento de la violencia contra las mujeres, y que se trasmite a través de la sociedad y por consiguiente en la familia.

       * C. Social.U.B.V.


TE PUEDE INTERESAR

2002-2018 ©. Diario El Tiempo C.A. Todos los derechos reservados. RIF- J-30866572-0, Valera - Estado Trujillo, Venezuela
Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier material de este diario sin la autorización expresa de los editores.