Logo de Diario El Tiempo C.A.

Desde mi bohío

Harina de maíz: made in Venezuela

21 de Agosto del 2009.

PASCUAL VILLEGAS - Muchos venezolanos, y no venezolanos, tenemos tiempo comiendo arepas de maíz, elaboradas con harina precocida, de diferentes marcas. La harina de maíz precocida, realmente, fue un maravilloso invento que hizo extensivo el consumo de la arepa. Con la aparición de la harina precocida, quedó muy atrás (en el tiempo) aquel engorroso procedimiento de hacer arepas de maíz pelado, tal cual como las comió el Libertador, Simón Bolívar.

       Volquemos un momento la memoria, hacia el pasado, y veremos los procedimientos usados para hacer las arepas (con maíz pelado o con maíz "pilón" -pilado-), desde los tiempos de Bolívar hasta la década de los 70 (siglo XX). Con maíz pelado: Se hierve el maíz con cal o ceniza (para pelarlo y ablandarlo), se lava bien (para quitarle la "concha" y la "lejía"), se muele en un molino (máquina, marca "Corona"), al producto que sale de la máquina se le agrega agua y se amasa, se pasa por una piedra para afinar más la masa, se hace la arepa y se cuece Y, con maíz pilado (sin concha y sin corazón): Se hierve el maíz para ablandarlo, se lava bien y de aquí en adelante el proceso es similar al que se sigue con el maíz pelado.

       De lo anterior, podemos inferir que no les fue fácil a nuestras madres y/o abuelas, en aquel tiempo, transformar un kilo de granos de maíz -crudo- en arepas. Pero, gracias a un ingeniero mecánico venezolano, desde hace cuarenta años, aproximadamente, nuestras mujeres (esposas, hermanas e hijas), y algunos hombres, hacen las arepas en un "santiamén". Sólo basta: mezclar la harina de maíz precocida con agua, amasar bien, hacer la arepa y ponerla sobre el budare caliente para que comience el proceso de cocción.

       A estas alturas de la crónica el curioso lector se estará preguntando, ¿quién fue ese venezolano que inventó la harina precocida? Como ya lo asomamos en el párrafo precedente, el inventor fue el doctor Luis Caballero Mejías, quien nació en Caracas el 12 de diciembre de 1903 y murió en la misma ciudad el 12 de octubre de 1959. Cursó sus primeras letras en el Colegio Francés de Caracas, donde demostró tener aptitudes para estudiar Educación Técnica, lo cual lo obligó trasladarse hasta Chile. En este país obtuvo una formación integral en la Escuela de Artes y Oficios de Santiago, desde su ingreso en 1925 hasta su salida en diciembre de 1929.

       Al nomás regresar a nuestro país comenzó a enseñar, procurando siempre que los jóvenes aprendiesen un oficio. Esta preocupación se le despertó más cuando trabajó en una compañía ferrocarrilera y se dio cuenta de que a Venezuela le hacía falta mano de obra calificada. Esa preocupación le hace poner de relieve sus inquietudes de maestro.

       Es así como, andando el tiempo, llega a ser profesor y director de la Escuela Técnica Industrial de Caracas (bien conocida como la ETI de "Los Chaguaramos"). Cuentan quienes le conocieron en los talleres que su gran aspiración, entre otras, era fundar un politécnico y, al respecto, decía: "De allí saldrán mis muchachos ingenieros industriales. El politécnico ha de ser, necesariamente, la culminación del sistema de educación industrial ya establecido en Venezuela, y por el cual debemos luchar."

       Ahora, volviendo a la harina de maíz precocida, dejamos constancia de que el invento quedó legalizado así: "PRIMERA PATENTE DE "LA AREPERA" HARINA PRECOCIDA REALIZADA POR UN INGENIERO VENEZOLANO PATENTE N° 5.176 del año 1954. Luis Caballero Mejías, ingeniero mecánico de profesión, inventa la harina precocida, denominada Harina de Masa de Maíz o Masa de Maíz deshidratada, patentada en Venezuela bajo la Ley de Propiedad Industrial y Comercial, ante el Ministerio de Fomento N° 271, mes 7, Registro General 5.176, de fecha 04-06-1954".

       Lamentablemente, a finales de los años cincuenta, quizás, los factores políticos y económicos aunados a la delicada salud que aquejaba al doctor, Luis Caballero Mejías, impidieron que se desarrollara la empresa que tanto deseaba formar este ingeniero venezolano.

       Con esta crónica (escrita en 2009) queremos rendirle un merecido homenaje al doctor Luis Caballero Mejías, quien, hace cincuenta y cinco años, inventó la harina de maíz precocida, para facilitar la hechura de las arepas en Venezuela.pv


TE PUEDE INTERESAR

2002-2017 ©. Diario El Tiempo C.A. Todos los derechos reservados. RIF- J-30866572-0, Valera - Estado Trujillo, Venezuela
Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier material de este diario sin la autorización expresa de los editores.