Valera, Lunes 1 de Septiembre de 2014
Orador/ Rodrigo Cabezas en los 75 años del Liceo Rafael Rangel
"Nadie que por este liceo haya pasado deja de ser rangeliano"
A propósito de esta celebración, se ofició una misa de acción de gracias por parte de los graduandos de este año que terminan sus cursos de bachillerato en esta prestigiosa casa de estudios, que fue seguida de ofrendas florales ante el Padre de la Patria en la Plaza Bolívar valerana, que reunió a rangelianos en celebración
Presidio de la sesión con las autoridades municipales y el orador de orden
29 de Septiembre del 2011.
(CRIXMAR ROJAS) - Llena de júbilo se volcó la ciudad de Valera a celebrar el día central de su liceo estandarte, el Rafael Rangel, el cual lleva 75 años de graduar a hijos e hijas de esta Ciudad de las Siete Colinas, que han salido del estado y del país para dejar bien en alto el nombre de Trujillo y de su liceo, al punto que han creado un sentido de pertenencia inquebrantable, no dejan de ser rangelianos y de decir orgullosamente: Es grande ser rangeliano.

       A propósito de esta celebración, se ofició una misa de acción de gracias por parte de los graduandos de este año que terminan sus cursos de bachillerato en esta prestigiosa casa de estudios, que fue seguida de ofrendas florales ante el Padre de la Patria en la Plaza Bolívar valerana, que reunió a rangelianos en celebración. Las ofrendas fueron dadas por la Alcaldía de Valera, el Concejo Municipal, el Municipio Escolar Valera y el Liceo Rafael Rangel. Acto seguido se desarrolló la sesión solemne en el salón de sesiones del Concejo Municipal, con el rangeliano Rodrigo Cabezas, actual presidente del Parlamento Latinoamericano, como orador de orden, cuyas palabras fueron evocadoras y emotivas.

       "En la segunda década de lo que sería un portentoso cambio de sociedad por el impacto transformador de la actividad industrial de petróleo en la Venezuela del siglo XX, nacía en una casa alquilada en el centro de la ciudad de Valera el Colegio Federal, era el 28 de septiembre de 1936. Comenzaba a abrirse paso lo que sin duda sería un centro educativo de referencia histórica para la trujillanidad. Llegamos al siglo XXI y 75 años después nos reunimos para evocar el significado en nuestra historia vivida de nuestro siempre querido Liceo Rafael Rangel", comentó Cabezas en su discurso.

       De cierto que tuvimos la oportunidad de vida de tener como segundo hogar al Liceo Rafael Rangel -continuó el orador-, podemos afirmar y dar testimonio del tránsito por sus aulas, bibliotecas, laboratorios, jardines y canchas, el cual nos impregnó el espíritu de jóvenes ansiosos del conocimiento que nos llevara a lo diverso, a la búsqueda incesante de verdades y al abrazo de ideologías que nos hicieran más humanos por superar nuestra individualidad para comprometernos con ideales de sociedades más justas, libertarias y, por tanto, capaces de producirle a la especie humana una vida digna.

       Mencionó Cabezas que "la etapa contemporánea del Liceo Rafael Rangel comienza al inaugurarse en el año de 1952 lo que ha sido su sede permanente desde entonces. Las luchas contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez se hicieron presentes en aquellos jóvenes andinos que adhirieron el ideal democrático y se dispusieron a dar su cuota de sacrificio en combate desigual contra los esbirros de la tenebrosa y criminal Seguridad Nacional, gendarme de la dictadura militar y operadora macabra para perseguir, secuestrar, torturar y asesinar a los opositores democráticos. Rememoro al bachiller Isaac Molina, primer presidente del Centro de Estudiantes de nuestro liceo y trágicamente desaparecido por la Seguridad Nacional. No le olvidemos. Esa generación de los años cincuenta marca el carácter militante de ser rangeliano".

       El semillero

       A juicio de Rodrigo Cabezas, la década de los años sesenta del siglo pasado cultivó en el Liceo Rafael Rangel el semillero de una generación socialista y comunista "que acompañaba, equivocada o no, la insurgencia de los que apresuradamente se plantearon tomar el cielo por asalto para construir un reino de justicia en la tierra venezolana, ocurre que nuestro liceo era plural, es decir, universal, vio entonces contraponer a la opción socialista una generación de muchachos que abrazaron el ideal socialcristiano, concibiendo la construcción de la sociedad democrática sobre la base de los valores que enseñó y nos legó Jesús de Nazaret: el amor, la solidaridad y la confraternidad".

       La generación a la que pertenezco -expuso Cabezas- fue impregnada de aquella rara combinación de excelencia formativa y compromiso societario que signaba la vida rangeliana. Comenzaba la década de los años sesenta. La derrota de la izquierda guerrillera afianzó lo que se conoció como el bipartidismo que postulaban los partidos tradicionales, AD y Copei. Aquellos sorprendentes, emotivos y transformadores cinco años en las aulas y combates de mi liceo, cambiaron mi vida y cincelaron una manera de ver el mundo y sus conflictos. Un signo de ser rangeliano es la alegría, ella se expresaba y se expresa en cuanta actividad cultural, deportiva, artística o científica se realiza en su seno.

       Recuerdos de amigos perdidos

       El orador recordó pérdidas en su discurso, "obligado estoy a recordar hoy a nuestro compañero de estudios y generación Álvaro Viloria, rangeliano que fue asesinado en el año 1973, cuando manifestábamos en las calles de Valera en repudio a una opción política de la derecha de este tiempo. Álvaro era un joven deportista, resaltaba como jugador de beisbol, muchacho sencillo respetado y querido en su comunidad en el popular Barrio a Juro. Cuánto nos dolió despedirle y guardar un asiento con la franja de luto en el acto de graduación de bachilleres al año siguiente. Recuérdese siempre como un mártir de la hermosa historia de nuestro Liceo Rafael Rangel".

       Estandarte de la historia valerana

       Cabezas finalizó diciendo que "la ciudad de Valera debe a nuestro liceo parte de su prestancia, es imposible concebir su historia reciente sin el aporte a la formación profesional de miles de hombres y mujeres que en tiempos diferentes hemos egresado de sus aulas y que ha contribuido a su crecimiento y desarrollo económico, social y cultural. Valera suma al Liceo Rafael Rangel como componente imperecedero de su gentilicio. Al despedirme del liceo que me formó en cinco años y me consintió ser uno de los dirigentes estudiantiles, me permití dar gracias a la vida por el privilegio de haber sido rangeliano, y a la vuelta con el futuro hemos descubierto que a pesar del pasar indetenible del tiempo, nadie que por este liceo haya pasado, deja de ser rangeliano".

       Privilegio/ De la primera promoción

       Rodolfo Hernández Miliani: un rangeliano de 93 años

       "Soy de los pocos sobrevivientes de la primera promoción del colegio, cuando aún se llamaba Colegio Federal de Valera, tengo 91 años y vivo en Caracas hace mucho tiempo, soy doctor en Ciencias Médicas, especializado en Oftalmología y Neuro-oftalmología, yo hice 33 trasplantes de cornea de perro a seres humanos, presenté mis trabajos en el Congreso Mundial de Córneas en Washington, obtuve tres medallas y luego lo presenté de Kyoto, Japón, y los veterinarios que me ayudaron, presentaron el trabajo también en el Congreso Internacional de Medicina Veterinaria en Atenas, en Grecia, hay inclusive médicos que tienen córneas de perros, pero de eso no se pudo hablar más porque a la gente no le gustaba que los médicos tuvieran córneas de perro (risas).

       El significado de estar en esta celebración es de primera magnitud, imagínate lo que significa que yo a esta edad haya tenido el placer de ver las generaciones de profesionales, el Rangel es una matriz de profesionales y muchos de ellos son parientes míos, y por otro lado, no dejo de tener cierta tristeza de estar solo aquí, porque muchos han muerto, pero ellos están en presencia ingrávida con nosotros, aquí hay muchachas inteligentísimas como las hermanas Lugo, Graciela Colina, Carmencita León, todos profesionales, hay ingenieros, abogados y militares, algunos están vivos todavía.

       Recuerdo con alegría que participé en la formación de muchos de mis compañeros, porque siendo estudiante de cuarto año, fui profesor de segundo año, de manera que yo tenía un amor especial por la química, y los estudiantes botaron al profesor de química porque no sabía muy bien, le preguntaron que era el azufre, si metal o metalurgia y no se los supo explicar, (risas) y me nombraron a mi profesor, ante el Ministerio aparecía el director pero yo era el que daba la clase, y luego vino el director Molina y me quitó la cátedra de química y me dio la de Algebra, el periódico de entonces comentó que cómo sería la preparación de ese muchacho que lo ponían a dar clases (risas) esos son parte de mis hermosos recuerdos en el Colegio Federal, que atesoro con mucho cariño".

       Recuerdos/ Director del Liceo del "70 al "78

       Guillermo Yuguri: En mi época se construyó la cerca actual

       "Yo llegué de director al RR en octubre del "70 y ahí estuve hasta el "78, y pasé a fundar la Universidad Nacional Abierta, hay muchas anécdotas para recordar; cuando yo llegué el liceo no tenía cerca, era de ciclón y tenía mucho hueco, la gente entraba y salía libremente, y se logró la cerca que tiene ahorita, y fue proyecto del arquitecto Arnoldo Valbuena, que era profesor allá, y trabajaba en Obras Públicas del estado, y se impermeabilizó el liceo y se hicieron los baños comunes para los varones, se hicieron varias reparaciones y se pintó.

       Teníamos un cuidado enorme para la selección del personal, teníamos un equipo docente, administrativo y obrero excelente, éramos una familia, todos compartíamos las alegrías y las tristezas, de ahí que sale la frase de "es grande ser rangeliano", que fue una frase acuñada por la extinta Zoraida Hernández, de actividades complementarias, y le puso tanto amor a su liceo, que siempre decía esa frase. Tengo además la satisfacción de que las promociones de esa época, casi todos son profesionales, el orador y el alcalde fueron nuestros alumnos, representantes estudiantiles, siempre pendientes de las luchas por mejorar; y una de mis anécdotas es que el otro director, Josué Carrillo y yo, tuvimos que ir a buscar a un alumno hasta Barinas porque se lo había llevado la guerrilla, ése era el quehacer de un director de ese tiempo, yo estaba siempre pendiente en las manifestaciones, tratando de que la policía o la guardia no me los malograran, estoy muy satisfecho con mis alumnos.

       Yo llegué al liceo de 28 años, y estas canas me salieron fue allá (risas), el Liceo era diurno y nocturno, y era duro, pero hubo un momento en que dividieron y entra Josué Carrillo a dirigir el nocturno. Él era profesor de matemática en el diurno y yo era jefe de él, y yo era profesor de castellano en el nocturno y él era jefe mío, (risas), fue una época muy hermosa de mi vida".

       Presencia/ Profesor y director

       Josué Carrillo: Un año que se convirtió en 45 años de trayectoria rangeliana

       "Para mí el significado de esta celebración es de trascendencia, de historia y de vida, tengo una alegría inmensa porque me jacto, pretenciosamente, al decir que soy un rangeliano de pura cepa, hijo del Liceo Rafael Rangel, el mejor liceo público de Venezuela, es un orgullo ser rangeliano, es muy bonito encontrarme con generaciones y es un orgullo haber conocido a Rodolfo Hernández, de la primera promoción del Colegio Federal de Valera, y encontrarme con mis exalumnos, Rodrigo y Temístocles Cabezas. La época de ellos fue la época dorada del Rangel, en la lucha político estudiantil, que arrojó grandes líderes en el mundo, también tenemos alumnos que han llegado a ser ministros. Recuerdos y anécdotas hay muchas, pero la más linda es que vine a Valera por un año, acepté caprichosamente porque me quería quedar en mi Táchira natal, y ese año se convirtió en 45 años de arduo y hermoso trabajo por la juventud trujillana y por el Liceo Rafael Rangel que tanto me llena de orgullo".

       Vivencias/ Profesor desde el "66 al "78

       Oscar Enrique Portes: Yo no era estricto pero el que no sabía no pasaba

       "Soy ex profesor del Liceo Rafael Rangel desde el "66 al "78, soy profesor de física y matemática. Estos muchachos aquí en Valera, hacían sus huelgas y otros estudiaban, pero casi siempre todos pasaban; yo no era muy estricto, pero el que no sabía no pasaba (risas). Entre los recuerdos bonitos está que yo dirigí por muchos años los festivales de la ciencia e íbamos por toda Venezuela llevando a los representantes del estado Trujillo, encabezados por el Rafael Rangel, y los muchachos, pues, muy cumplidores, muy protestones, muy habladores, muy peleones, y estudiaban, y mira que ahora tenemos generaciones de muchachos que todos son profesionales en todas las carreras".

       Apertura/ Rangeliano y alcalde de Valera

       Temístocles Cabezas: no tenemos tolda política para ser rangelianos

       "Buscábamos horizontes a donde ir en aquellos momentos cuando la lucha estudiantil nos venía sembrada de generaciones anteriores, cuando se disparaba primero y se preguntaba después, en el Liceo Rafael Rangel se nos enseñó equidad, principios y valores, recuerdo los muchachos de Copei, con sus centros de formación, nosotros los socialistas teníamos también nuestras escuelas, estaban los muchachos de Acción Democrática con sus ideas, y nuestros profesores con sus ideas también, nos permitieron con orgullo las luchas que hoy nos hacen estar orgullosos de ser rangelianos. Hoy nos quitamos la política y decimos que todos somos rangelianos y todos tenemos el orgullo y alegría de la vida y de encontrarnos hoy en esta sesión especial y en la promoción de los muchachos de este año.

       Mañana cuando los muchachos egresen, se sentirán orgullosos también, y tendremos la velada musical en la Casa de Saberes, y seguiremos engrandeciendo nuestro gentilicio y el viernes tendremos el reencuentro y nos volveremos a ver con los que han acumulado vida y fueron reinas y siguen hermosas después de medio siglo; en nombre de mi hermano Jorge Valero, representante de Venezuela en la ONU, ofrezco disculpas porque no pudo venir, pero viene en diciembre a bautizar su libro. Estaremos todos y nos abrazaremos los rangelianos, y recuerdo con supremo orgullo a mis profesores que están aquí aún, y a los que partieron les decimos que están aquí con nosotros, como la profesora Zoraida, a Lesbia Portes, que era la primera en llegar, y éramos la juventud peleona, tuvimos al tremendo profesor Pedro García Leal, felicitamos a los nuevos profesores que tienen ese compromiso de forjar a esta juventud para seguir construyendo patria".


Rating: 0.0/6 (0 votos procesado)

 
 
Rss Wap facebook Twitter Add to Google
Rss Wap Facebook Twitter iGoogle
Obiturios
 
2002-2014 ©. Diario El Tiempo C.A. Todos los derechos reservados. RIF- J-30866572-0, Valera - Estado Trujillo, Venezuela
Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier material de este diario sin la autorización expresa de los editores.
| Gerencia | Contáctenos | Sugerencias | Publicidad | Tarifas | Correo | Ayuda | Estadisticas