Valera, Viernes 31 de Octubre de 2014
Los Maestros del Libertador
16 de Enero del 2014.
Eduardo Barrios

       El poeta colombiano Cornelio Hispano (1880-1962), refiere en su obra "El Libro de Oro de Bolívar", (2007:39), que Bolívar en carta dirigida a Santander de Arequipa, en 1825, da valiosas informaciones respecto a su educación al decirle: "Mi madre y mis tutores hicieron cuanto era posible porque yo aprendiese, me buscaron maestros de primer orden en su país. Robinson, que usted conoce, fue mi maestro de primeras letras y gramática; de bellas letras y geografía nuestro famoso Bello; matemática por el Padre Andujar. Después me mandaron a Europa a continuar mis matemáticas en la Academia de San Fernando; y aprendí los idiomas extranjeros con maestros selectos de Madrid: todo bajo la dirección del sabio Marqués de Ustáriz, en cuya casa vivía".

       Pero anteriormente, en 1824, en Carta fechada el 19 de enero en Pativilca (Lima, Perú); dirigida a su antiguo maestro Simón Rodríguez, le expresa la alegría de saberlo de regreso a América y recuerda sus enseñanzas con mucha gratitud. Veamos algunos fragmentos: Al Sr. Simón Rodríguez (Bogotá): ¡Oh mi Maestro! ¡Oh mi amigo!, ¡oh mi Robinson! Sin duda es usted el hombre más extraordinario del mundo. Maestro mío, usted formó mi corazón para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso. Yo he seguido el sendero que usted me señaló".

       Más adelante le dice: "No puede usted figurarse cuan hondamente se han grabado en mi corazón las lecciones que usted me ha dado; no he podido jamás borrar siquiera una coma de las grandes sentencias que usted me ha regalado. Siempre las he seguido como guías infalibles".

       Prosigue El Libertador, en la carta, con estas bellas palabras para su antiguo profesor: "Sí, mi amigo querido, mil veces dichoso el día en que usted pisó las playas de Colombia. Un sabio, un justo más, corona la frente de la erguida cabeza de Colombia".

       Como conclusión se puede decir que El Libertador siempre recordaba con gratitud a todos sus maestros, especialmente a Robinson (Simón Rodríguez), y siempre reconoció públicamente que gracias a las enseñanzas y lecciones de sus maestros alcanzó la gloria. Y finalmente, debemos recordar las hermosas palabras del Libertador, porque de eso se trata. Los maestros y maestras debemos formar a los niños y niñas para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso, como lo hizo el gran Robinson.

       Nota: Dedico este trabajo a todos los educadores en su día. Especialmente a los docentes de la E.B. "Tosta García"


Rating: 2.0/6 (6 votos procesado)

 
Zona Baja En Desarrollo
Jornada sanitaria en el KM 17
 
Rss Wap facebook Twitter Add to Google
Rss Wap Facebook Twitter iGoogle
Obiturios
 
2002-2014 ©. Diario El Tiempo C.A. Todos los derechos reservados. RIF- J-30866572-0, Valera - Estado Trujillo, Venezuela
Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier material de este diario sin la autorización expresa de los editores.
| Gerencia | Contáctenos | Sugerencias | Publicidad | Tarifas | Correo | Ayuda | Estadisticas