Valera, Martes 21 de Octubre de 2014
Cuestionamiento/ A través de Carta Pública
Trabajadores del Sapnnaet denuncian atropellos laborales
De la manera más respetuosa, invitamos al gobernador Rangel Silva, revisar la escasa conducta revolucionaria de quienes están al frente de nuestra institución en el estado Trujillo
27 de Abril del 2013.
Comisión revisora
Ante todas estas situaciones irregulares, solicitamos al gobernador Henry Rangel Silva, designe una comisión para que en la brevedad del caso, se reúna con los trabajadores del Centro Carmania, y así se puedan verificar todos los hechos que hemos relatado, a objeto de corregir las desviaciones y conseguir la mejor eficiencia, dijeron los declarantes
(SEGUNDO MENDOZA/CNP:5718) - Más de 70 trabajadores del Servicio Autónomo de Protección del Niño, Niña y Adolescente del estado Trujillo (Sapnnaet), denuncian en Carta Pública enviada al gobernador del estado, Henry Rangel Silva y a la del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión del Gobierno, Carmen Meléndez, los presuntos atropellos de carácter laboral, que en ese organismo, están siendo víctimas.

       La información la dieron a conocer Siris Bastidas, Numa Perdomo, Juan José Saavedra y Franklin Ortiz, en representación de los trabajadores del Sapnnaet, quienes señalan lo siguiente:

       En la búsqueda del mejor desarrollo de nuestra institución y haciéndonos solidarios con el lanzamiento de la nueva Misión Eficiencia o Nada, la cual fue anunciada por el Presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, en el mismo discurso de toma de posesión, donde incluso nos exhorta a todos los venezolanos y venezolanas, y en especial a los que creemos en este legado que heredamos de nuestro comandante eterno Hugo Chávez a colaborar para mejorar la eficacia y transparencia que debe tener la gestión pública, la cual debe estar al servicio del pueblo y para el pueblo con el fin de proporcionar la mayor suma de felicidad posible.

       Abusos laborales

       Es por ello que de la manera más respetuosa le invitamos revisar la escasa conducta revolucionaria de quienes están al frente de nuestra institución en el estado Trujillo, en este momento histórico de la revolución bolivariana, pues la misma no se apega al comportamiento y a los principios de inclusión, igualdad y Justicia Social a que llamaba reiteradamente nuestro comandante eterno, Hugo Chávez, y por el contrario se asemeja mucho al sistema capitalista feudal que se implementaba en este país desde la colonia, hasta el año 1998, cuando comenzó el gobierno revolucionario del presidente Chávez, pues quienes tienen la responsabilidad de estar al frente de esta institución gubernamental adscrita a su despacho, aplican los peores abusos contra la dignidad y la ética de quienes allí, honrosamente laboramos desde hace varios años, y que enérgicamente nos declaramos Chavistas por creer en los principios humanistas que nos enseñó a valorar y practicar nuestro inolvidable comandante Chávez.

       Humillaciones a granel

       Aseguran que "son incontables la diferentes humillaciones y ofensas de índole verbal que a diario somos sometidos quienes aquí laboramos, ya que somos tratados como de una clase social más baja de quienes pretenden ser élites superiores con su comportamiento, sólo por estar al mando de una institución (clásica conducta cuartorrepublicana), donde la convivencia entre los revolucionarios, debe ser la más óptima y solidaria entre sí, para cumplir con los más elementales principios de convivencia y fraternidad, y así garantizar una mejor eficiencia.

       Pero por el contrario -advierten- es increíble la persecución a que somos sometidos gran parte de los trabajadores, especialmente los revolucionarios, que por el solo hecho de realizar nuestra propia contraloría al comportamiento de quienes dirigen la institución, somos trasladados de manera ilegítima e inconsulta a otras dependencias del instituto, conducta que es avalada por el ciudadano: Psic. Kabir Mendoza, quien está en estos momentos, al frente de la dirección, quien nos conoce y ha compartido junto a nosotros las tristezas y logros que se han vivido y conseguido para nuestra institución y en especial, para quienes nos debemos que no son otros que los niños, niñas y adolecentes que conviven y hacen vida diaria en la institución y sus dependencias, pero hoy día respalda el comportamiento de las ciudadanas; Adriana Jiménez y Maribel López, lo cual se entiende pues las mismas, nunca han creído en el proyecto que nos legó nuestro comandante eterno, el gigante Hugo Chávez y que hoy conduce nuestro presiente Nicolás Maduro, en el país.

       Estas funcionarias, hicieron el trabajo activo para provocar la salida del presidente Chávez del poder, pudiendo esto ser fácilmente demostrado por nosotros los trabajadores, lo cual ha sido aceptado por las referidas ciudadanas públicamente frente a algunos de nosotros.

       Ajenas al proceso

       De igual manera presenciamos el día de la instalación de estas dos damas en la institución, ya que su primera acción fue ordenar quitar de todos los despachos internos las imágenes de Nuestro Libertador Simón Bolívar y del Comandante Chávez, manifestando de manera reiterada y pública no tener ningún tipo de apego al proceso revolucionario, pues se declaran franca y precisamente del sector opositor.

       Sin embargo, alegan el derecho legítimo que les asiste a tener un trabajo pues consideran ser evaluadas por desempeño y no por ideología, cosa que de ninguna manera rechazamos, pero sí nos inquieta sobre manera que con esa conducta, estén al frente de una institución que debe llevar como meta, el cumplimiento de los principios establecidos en el Segundo Plan de la Nación, El Plan Patria 2013-2019, dentro de sus cincos objetivos históricos, legado de patria que recibimos de nuestro comandante eterno para su puesta en práctica, y ratificado por nuestro presidente Nicolás Maduro Moros.

       Lamentablemente, estos planes, se nos hace evidente que no se pondrán en práctica, puesto que este equipo que dirige nuestra institución, no los conocen y mucho menos, los entienden, ni practican.

       Conductas reprochables

       Estas funcionarias -apuntan- se han dedicado a sostener una conducta antiética que aquí denunciamos pretendiendo implantarse casi como propietarias absolutas de la institución.

       Ellas creen tener el derecho de vejar a quienes de esta institución dependemos y con amor servimos, atribuimos esta conducta al hecho de no ser personas que tienen la formación ideológica que se debe tener para estar al frente de una trinchera de lucha en este proceso revolucionario y de cambio.

       Sin dotación

       De igual manera parecieran demostrar con su conducta, que su objetivo principal, es el de ejercer el poder, con el más alto contenido burocrático, y no con el que realmente debe ser, que no es otro que colocar la institución al servicio de los más altos intereses de los niños niñas y adolecentes del estado Trujillo, pues en tres meses y algo de lo que va de año, éstos no han recibido la primera dotación correspondiente.

       Es preciso acotar que en nuestra institución se albergan niños, niñas y adolecentes, que por la naturaleza del caso se le debe dar un tratamiento tanto, físico, psicológico y espiritual, adecuado.

        Y además y como si fuera poco, sólo por discriminación religiosa se despide de la institución un reconocido sacerdote valerano, quien cumplía la misión de guía espiritual en el centro.

       Más carga horaria

       De igual manera se han creado nuevos mecanismos de trabajo donde se aumenta la responsabilidad en la repartición de la carga horaria de quienes están al frente de guiar y conducir las diferentes casas de abrigo, pues su jornal fue aumentado violando su carga horaria mensual de acuerdo a lo establecido en las leyes.

       Además se colocan en casas de género mixto, guardias donde sólo se le otorga la responsabilidad a guías de genero masculino, el malestar reinante es cotidiano en quienes trabajamos en la institución, pero como es lógico y por circunstancias que se derivan del amedrentamiento y en conocimiento del colectivo, todos los que allí laboramos, somos padres y madres de familia, por lo cual muchos no se han atrevido a hacer la denuncia pertinente pues temen perder el único sustento del cual depende su grupo familiar. Nosotros estamos dispuestos a prestar nuestra mayor colaboración, señalan los trabajadores del Sapnnaet.

       Correo: ramsegmen@yahoo.com


Rating: 0.0/6 (0 votos procesado)

 
 
Rss Wap facebook Twitter Add to Google
Rss Wap Facebook Twitter iGoogle
Obiturios
 
2002-2014 ©. Diario El Tiempo C.A. Todos los derechos reservados. RIF- J-30866572-0, Valera - Estado Trujillo, Venezuela
Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier material de este diario sin la autorización expresa de los editores.
| Gerencia | Contáctenos | Sugerencias | Publicidad | Tarifas | Correo | Ayuda | Estadisticas