Logo de Diario El Tiempo C.A.

Sufragio/ Españoles

Expatriados protestan contra la "muerte del derecho a voto"

En "las elecciones más inciertas" desde la vuelta a la democracia en España, los primeros sondeos, tras el cierre de los colegios electorales a las 18h00 locales auguran una dura pugna por las dos mayores ciudades españolas, Madrid y Barcelona, entre los conservadores que las gobiernan y las formaciones inspiradas por los indignados.

25 de Mayo del 2015.

Los indignados ganan Barcelona
Una plataforma ciudadana inspirada en los indignados e integrada por Podemos, fue la más votada en las elecciones municipales en la capital catalana, que podría dirigir, como también podría concertar otra plataforma similar en Madrid si logra aliados. Barcelona en Común, liderada por la activista antidesahucios Ada Colau logró 11 concejales, frente a los 10 que lograron los conservadores nacionalistas de CiU del actual alcalde Xavier Trias, con el 99,32% de los votos escrutados, mientras que en Madrid, el conservador Partido Popular fue el más votado con 21 diputados contra los 20 obtenidos por la ex jueza Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid, que incluye al partido antiliberal Podemos.

AFP - Cientos de españoles residentes en el extranjero se manifestaron este domingo ante numerosas embajadas y consulados para denunciar "la muerte del derecho a voto", que los expatriados deben pedir por anticipado desde 2011.

       En el día en que se celebraban elecciones municipales y regionales, los manifestantes se congregaron en una veintena de ciudades de Europa y América, como París, Montevideo, Nueva York, Berlín, Viena, Londres, Lima, Quito o Ciudad de México.

       Convocados por Marea Granate, una red internacional de emigrantes españoles surgida del movimiento de los indignados de 2011, los manifestantes denunciaron las trabas impuestas a "uno de los pocos lazos" que los unen con España, tal y como dijo en París una integrante del colectivo.

       En 2011, el anterior gobierno socialista aprobó una modificación de la legislación electoral con el objetivo oficial de evitar fraudes. Esta reforma imponía el "voto rogado", que obliga a los emigrantes a solicitar el voto por adelantado antes de un plazo determinado.

       "En la práctica ha servido para reducir drásticamente la participación electoral", denuncia Marea Granate, y estima que el gobierno conservador de Mariano Rajoy trata ahora de "desincentivar la participación electoral de los emigrantes" con una "interpretación restrictiva".

       Un colectivo "incómodo"

       En Lima, unas 30 personas vestidas de negro protestaron frente a la residencia del embajador de España en Perú, algunos gritando lemas como "Gobierno español corrupto y ladrón", "Sin voz ni voto" o "Voto rogado igual a voto robado".

       "No llegaron las papeletas para todos los inscritos para votar", señaló a la AFP desde Lima Lúa Delgado, una arquitecta de 27 años y portavoz del colectivo en Perú, quien aseguró que "la mayoría de españoles residentes en Perú no pudo ejercer su derecho fundamental".

       En Montevideo se reunió una veintena de españoles vestidos de negro ante la embajada de España, también para realizar un entierro simbólico de su derecho al voto.


TE PUEDE INTERESAR

2002-2018 ©. Diario El Tiempo C.A. Todos los derechos reservados. RIF- J-30866572-0, Valera - Estado Trujillo, Venezuela
Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier material de este diario sin la autorización expresa de los editores.