900 personas han renunciado del HUPEC en tres años

Redacción por 
Génesis Arias
 el 
Jue, 15 Abr | 2021
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Yovanny Vielma secretario general del Sindicato Único de los Trabajadores de la Salud del estado Trujillo, en declaraciones para El Tiempo aseguró que actualmente el Hospital Doctor Pedro Emilio Carrillo (HUPEC)  de la ciudad de Valera, se está quedando sin personal de salud.

En ese sentido, informó que en los últimos tres años se han registrado “renuncias masivas” pues, confirmó que al menos 900 trabajadores han abandonado sus cargos, entre ellos enfermeras, personal de limpieza y médicos especialistas. Esta situación, se debe principalmente al mísero sueldo que perciben puesto que, quincenalmente un trabajador de limpieza alcanza la irrisoria cifra de 800.000Bs., una enfermera bolívares 1.200.000, un vigilante bolívares 1.600.000 y un médico especialista bolívares 3.250.000, cantidades que actualmente “no alcanzan para prácticamente nada”.

Directivos al acecho

No obstante, de acuerdo con declaraciones de Vielma, la persecución que mantienen los directivos en contra del personal de la salud, es otra de las tantas razones por las que las renuncias dentro del centro hospitalario aumentan. Y es que, cuando una de los trabajadores se va de reposo por cuestiones de salud, los “jefes” hacen que estos, una vez que se reintegran, paguen los días que estuvieron sin laborar con los días libres.

“Cuando un trabajador se enferma  y se va de reposo, al volver a sus labores los hacen cubrir los días que estuvieron fuera de las instalaciones. Eso es insólito”, expresó el secretario.

Otro caso expuesto por Vielma fue el de una de las trabajadoras que, junto a sus demás compañeros denunciaron ante las autoridades el atraso de su sueldo, por tal motivo los directivos del HUPEC ahora “le tienen una persecución atroz”.

“Un gran cantidad de médicos especialistas entre ellos anestesiólogos, cirujanos, neurólogos, traumatólogos entre otros han renunciado. Todo debido a la persecución de la licenciada Carmen Cardozo y demás directivos”, denunció Vielma.

Prestaciones sociales nefastas

Por otro lado, el sindicalista presentó el caso de la señora Ana María Graterol, una auxiliar de enfermería  que tras trabajar durante 33 años dentro del mencionado hospital obtuvo la cantidad de bolívares 3.456.128 de jubilación, por lo que Vielma califica dicha acción de absurdo e inhumano.

“Eso es absolutamente nada para tantos años de servicio, es absurdo e inhumano”, expresó.

Sin equipos médicos

Además, dentro del hospital “que llaman centinela” según el secretario no existen suficientes fármacos, equipos e insumos médicos.

“No hay para hacer Rayos X, ni exámenes de sangre. En definitiva existen innumerables fallas dentro del hospital”, alegó. 

De no obtener soluciones prontas por parte de las autoridades regionales y nacionales, los pocos trabajadores de la salud se verán en la obligación de poner sus cargos a la orden.

“Con un miserable sueldo y una constante persecución y nos hacen llamar protectores de la salud, es absurdo”, finalizó Vielma. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.