Barrio Rafael Caldera muestra del legado del socialismo del siglo XXI

Redacción por 
Fabiola Matheus Pérez
 el 
Sáb, 23 Oct | 2021
Comparte »
Fotografías por 
Richard Montilla
¿Te gusta?

Una verdadera debacle se vive en Venezuela, el acceso a servicios públicos de calidad lamentablemente ha ido mermando con el pasar de los años, generando  una crisis social sin precedentes en el país. Como en el caso del Barrio Rafael Caldera, un sector que muestra la peor cara y un legado del socialismo del siglo XXI.

Las pocas posibilidades de acceder a los servicios básicos, se ve reflejado en  una comunidad devastada, colocando a sus habitantes en una posición cada vez más vulnerable y dependiente, de las dadivas que ofrece un papá Estado.

"Es como vivir en la Edad de Piedra", afirma para El Tiempo, Dayana Angarita, una mujer con cabello rojizo con canas y ojos grandes.

Dayana de 49 años, comenta que sufren de todas las problemáticas sociales, tanto así, que se siente abandonados por sus gobernantes, asevera.

Y es que en el recorrido de este medio de comunicación, -se constató un estado deplorable-, en que se encuentra esta comunidad, que no goza de servicios publicos, como agua, alumbrado público y aseo urbano, sin contar con las oportunidades de empleo que les permita a los padres de familia, llevar el alimento a sus hogares.

Angarita, reveló que tiene más de ocho años ejerce su la labor de ama de casa, es madre de cuatro menores de edad, su esposo quien genera la principal entrada económica, trabaja de albañil y eso lo hace de vez en cuando que "le sale un trabajito", mientras ella se rebusca vendiendo chucherías, para poder medio comer en su hogar.

Según otros testimonios, los habitantes se quejan las falta del servicio de aseo urbano, agua potable, transporte público, gas doméstico es intermitente. Sin embargo afirman que muchos creyeron en un proyecto del chavismo, pero que no fue más que un fracaso, lleno de promesas incumplidas.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.