Desembarcados en Lampedusa 27 menores del Open Arms

Redacción por 
EFE
 el 
Sáb, 17 Ago | 2019
Comparte »

Los 27 menores no acompañados que están entre los 134 migrantes rescatados a bordo del Open Arms llegaron ya al muelle del puerto de Lampedusa (Italia) a bordo de dos lanchas de la Guardia Costera y la Guardia de Finanzas italianas y pisaron tierra firme después de 16 días en el barco humanitario español.

Los menores habían sido transferidos a las lanchas desde el Open Arms después de que el ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, autorizara su desembarco pese a declarar no estar de acuerdo con la medida.

La operación fue supervisada por el fiscal adjunto de Agrigento (Sicilia), Salvatore Vella.

Salvini, de cuya competencia dependen los desembarcos en puertos italianos, aceptó a regañadientes que bajen los menores no acompañados tras 16 días en el barco de la ONG española, que denunció la situación desesperada a bordo, y en respuesta a las reiteradas peticiones del primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

"Contra mi voluntad y en otro ejemplo de mi leal colaboración, dispongo que no se pongan obstáculos a la ejecución" de esa orden, había dicho Salvini, quien mantiene un pulso de hierro con Conte y la Justicia italiana para impedir que pisen suelo italiano los rescatados.

Tras conocer hoy la autorización para este desembarco, la ONG pidió algo de tiempo para poder comunicar al resto de los migrantes a bordo las noticias, "a fin de garantizar el equilibrio y la serenidad de todas las personas a bordo", en medio de la creciente tensión en el barco después de más de dos semanas de hacinamiento en la cubierta.

Cuando concluya el desembarco de los menores no acompañados tendrá lugar una inspección de las condiciones higénico-sanitarias que ha ordenado la Fiscalía de Agrigento, que llevará a cabo la policía judicial y dos médicos del Ministerio de Salud.

El barco de Open Arms se declaró este sábado "en estado de necesidad" y el fundador de la ONG, Oscar Camps, advirtió de que ya no podían garantizar la seguridad a bordo, con constantes peleas en medio de unas condiciones insalubres.

"Después de 16 días a la espera de un puerto seguro donde desembarcar, de seis evacuaciones médicas y de haber informado sobre nuestra situación a las autoridades, sin que hayamos obtenido ninguna respuesta, nos encontramos en situación de necesidad y ya no podemos garantizar la seguridad de las 134 personas a bordo", señaló la ONG.

El barco se encuentra fondeado junto a las costas de Lampedusa desde hace dos días sin que se haya autorizado el desembarco de los migrantes, mientras la tripulación denuncia el deterioro de la situación a bordo.

Camps lanzó hoy un llamamiento desesperado para que Italia permita desembarcar a los migrantes, al no poder garantizar su seguridad y ante el temor de que se produzca un motín, y dijo que tanto los rescatados como la tripulación están «secuestrados».

Etiquetas: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.