Escritura breve

Dulcería “Doña Tula”: una tradición arraigada por más de 100 años en Trujillo

Redacción por 
Jorge Briceño Carmona
 el 
Sáb, 21 Ago | 2021
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia

La tradición, que son las costumbres que se mantienen de generación en generación, ubica a la ciudad de Trujillo como emporio de laboriosidad. El trabajo tenaz de sus hombres es encomiable y el talento y las manos de sus mujeres es bendita en el aspecto de la dulcería autóctona.

Desde tiempos remotos, nuestras mujeres trujillanas elaboran ricos dulces. En la colonia eran famosos los dulces locales, “por lo que se reciben órdenes de antemano para venderlos  en la provincia y en el extranjero y por su óptima calidad son llevados mayormente a Maracaibo, por vía lacustre y  a Carora, y desde allí a la zona central del país y al exterior”, refiere el famoso  Libro de Colombia, cuya primera edición fue  editada en Londres en 1882 y refiere la relación geográfica, topográfica, agrícola, comercial y política de Venezuela.

A mediados del siglo pasado, década de los 20, el comercio, tal como ahora, era próspero en Trujillo, cualquier casa servía de local para panadería, frutería, carnicería, librería, zapaterías, venta de telas, y dulcerías entre otras, y aunque las panaderías destacaron en la calle arriba con el “Pan Coronado” de doña Mélida de Coronado  y,  en la calle abajo con la “Panadería Cruz Verde” de los esposos Garcés Araujo.

Pues bien, a lo que vamos. En la avenida Bolívar –me gusta decirle calle-, abajo del grupo escolar Estado Carabobo, al frente de la casa del Padre Valera y entre la clínica del Dr. Miguel Emilio González Borges y de la “Foto Estudio Zuleta Palazzi” de don Luis Zuleta ( ya no existen ni la clínica ni el estudio fotográfico) , perdura la” Dulcería Doña Tula” fundada por dos grandes damas trujillanas, doña Tula Vásquez de Mendoza y su hermana, la niña Lola Vásquez, incorporándose luego la gran Lourdes Peña,  quien aprendió el oficio de los deliciosos manjares y los trasmitió a las generaciones venideras.

Es bueno hacer notar que “Dulcería Doña Tula”, viene desde tiempos inmemoriales de generación en generación, tal vez desde la colonia. Yo la conocí con el nombre de “Repostería la Mejor” y su lema era “Se hace toda clase de tortas”, llamando la atención un cartel, producto del ingenio de don Rafael Mendoza, esposo de doña Tula, que en el mostrador rezaba: “Para seguridad de los dos, abone la mitad”…

Pero lo interesante de la Dulcería “Doña Tula” es que marcó y continúa marcando pauta en sus famosos bocadillos, como los inigualables pescados de leche, las paledonias, los melindres, los majaretes… Ah, y las inolvidables rosquitas de agua, deliciosas y poseedoras de un secreto particular que solo Tula, Lola y Lourdes, guardaban celosamente. Evidencias hay que esas rosquitas de agua, fueron a parar hasta en el mismísimo Vaticano, siendo degustadas por  cardenales, nuncios y clérigos allegados al Palacio Apostólico y muy  relacionados con la ciudad de Trujillo.

En diversas ocasiones fui testigo de la selecta clientela de la dulcería; políticos, diplomáticos, artistas, afamados músicos y cantantes… quien visitaba Trujillo hacia parada obligatoria en la casita de la calle Bolívar a llevar sus encargos. Un infaltable cliente era el ingeniero Arnoldo Gabaldón Berti (fue el primer ministro del ambiente en Venezuela) siempre iba acompañado del ilustre trujillano Felipe “Buchefo” Márquez Saavedra, a llevar sus dulces de leche y las rosquitas  de agua. Obispos, arzobispos, sacerdotes, monjitas, militares ex presidentes, primeras damas, senadores y diputados, eran fijos en casa de Tula y Lola, tras las delicias de sus dulces.

Que decir de las tortas. Encumbrados y sencillos matrimonios encargaban con anticipación las tortas de boda hasta de “cinco pisos”, artísticamente elaboradas por las manos maravillosas del trio de mujeres, bajo la dirección de Tula.

Una maravillosa tradición que pasa el siglo. Un trabajo constante que hoy siguen las nuevas generaciones fieles al legado de Tula, Lola y Lourdes, liderado por Isabel Peña y Margaret Montero, con el decidido apoyo de Elio.

Ciudad de San Felipe, 16-08-2021

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.