Alimentos, medicinas y servicios duplicaron su costo

Inflación y alza del dólar golpean con fuerza el bolsillo de los venezolanos

Redacción por 
María de los ´Á. Morales
 el 
Lun, 02 Sep | 2019
Comparte »
En los mercados caraqueños, los huevos, la harina de maíz precocida y las verduras elevaron su precio entre un 20 y 40 por ciento. Medicinas y electrodomésticos también enfrentaron un alza desencadenado por el valor del dólar paralelo
¿Te gusta?

Durante el mes de agosto, la cotización del dólar paralelo se desató y superó la barrera de los 20.000 bolívares y, con ello, el valor de los productos esenciales también experimentó un aumento exponencial. Los precios en Venezuela, que bailan al ritmo del dólar paralelo (no oficial), se convirtieron en una verdadera preocupación para el ciudadano promedio, cuyo salario mínimo integral se ubica en 60 mil bolívares.

En los mercados caraqueños, el fenómeno inflacionario impactó a los compradores. Productos básicos como verduras y hortalizas subieron en cuestión de días; y el mismo patrón sigue a las carnes, los lácteos y otros rubros de la canasta básica mensual.

Carmen Rondón, caraqueña de 56 años, comentó que el kilogramo de papas subió de 16.000 a 30.000 bolívares en el lapso de una semana. “Esto es insólito. Y ni qué decir de los huevos, ya el cartón está en más de 60 mil bolívares por punto de venta”, detalló.

Por su parte, la harina de maíz precocida y el arroz también dieron el “salto largo” este fin de semana, que coincidió con los últimos días de agosto. Ambos cereales reportaron un alza de 20% y 40% en cuestión de días.

 “Salir a comprar comida ya es toda una odisea. Uno no gana un sueldo en dólares, yo percibo son bolívares. No es posible que dos harinas valgan más que un salario mínimo. Todos los días solo escucho lo mismo en los negocios: Esto o aquello subió por culpa del dólar, esto es insólito”, apuntó Rixio Rodríguez, residente de Cumbres de Maracaibo, mientras hacía una cola en un cajero automático.

Pero los alimentos no son los únicos productos que experimentan alzas drásticas. En los locales de electrodomésticos –neveras, cocinas, televisores y aires acondicionados-, los comerciantes han decidido fijar los precios de acuerdo a la volatilidad del dólar no oficial.

En 10 días estos productos aumentaron entre 60 % y 100 %, mientras que otros se dolarizaron sin más y los comercios aceptan divisas en efectivo o por las diferentes plataformas de pago: PayPal, Zelle o BOFA (Bank of America).

Según economistas, el pago a proveedores en bolívares que efectuó el gobierno de Nicolás Maduro, ocasionó una demanda del dólar que, a su vez, incidió en el “disparo” que experimentó la divisa norteamericana.

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León explica: “No hay ninguna sorpresa en el incremento severo del dólar paralelo. En un mercado con encaje total y restricción artificial de liquidez, cuando el Gobierno o Pdvsa tiene que pagar bolívares, el cambio se dispara y la desconfianza remata”.

Por otro lado, asegura que el incremento actual del dólar “no corrige la sobrevaluación. Sigue siendo barato. Su desplazamiento va a desacelerarse al acabarse los bolívares excedentes que estimulan su demanda actual. Luego vendrá más inflación, más sobrevaluación y otra devaluación. El perro mordiéndose la cola”.

El análisis del economista Roger Chacín apunta que el mes de agosto registró la mayor devaluación del bolívar en lo que va de año. Esto ocasiona, según sus palabras “un severo golpe al bolsillo de los venezolanos que cada día ven como se vuelven sal y agua sus ingresos”.

Asegura que la dolarización es un hecho no declarado en la economía nacional, puesto que ya abastos, supermercados y farmacias comercializan con dólares.

Panorama para septiembre

Como todos los meses, se advierte un aumento del dólar para septiembre, pero nadie sabe a ciencia cierta cuáles serán sus límites o montos máximos en sus dos versiones: el oficial y el paralelo.

En los próximos días, se espera que Maduro implemente las medidas para frenar la especulación de precios y la dolarización. Sin embargo, expertos aseguran que tendría “bajo impacto” si no se frena la inflación y espiral recesiva que experimenta la economía nacional.

 

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.