La segunda dosis

Redacción por 
José Antonio Román G Médico Epidemiólogo
 el 
Mié, 28 Jul | 2021
Comparte »
"La más tonta de las mujeres puede manejar a un hombre inteligente, pero es necesario que una mujer sea muy hábil para manejar a un imbécil" Rudyard Kipling
Fotografías por 
Cortesia

Cuando en una provincia de China: Wuhan, a finales del  2019 aparece la epidemia de coronavirus,  rápidamente, en cuestión de pocas semanas, se transforma en una pandemia y el primer país  atacado es Italia. La OMS, tarda más de 20 semanas en aceptar la pandemia, desde entonces esta otrora Organización se ha ido desprestigiando  lentamente.

Muchos paises con sus investigadores inician la no fácil tarea de buscar una vacuna, para tratar de controlar el problema. Es así que en cuestión de un año empiezan a  aparecer varias vacunas, que realmente fue en un tiempo record,  pues le experiencia nos indica que, elaborar una vacuna lleva años, los ejemplos huelgan: Sabin oral, Anti sarampión, Viruela, etc. vacunas excelentes. Se logra erradicar la viruela que, ocasiono más de 500 millones de muertes. 

Es así que aparecen la Pfizer, Moderna, Astra Zeneca, J&J, Sinovac, Sinopharm, SpunitkV y otras. Muchas de ellas reconocidas como efectivas contra el covid-19 y sus  variantes. La producción de dosis ha debido ser millonaria, para abastecer los pedidos de los países ricos y pobres. Los precios varían. Venezuela rechaza de plano la Astra Zeneca (3 dólares) y por cuestiones que nos explicamos, adquieren las chinas y rusas, que necesitan dos dosis. Rusia se  ve en problemas por  la gran cantidad de casos y muertes. Su Instituto se ve en la imposibilidad de aumentar la producción y por ende no cumplirán con los pedidos.

En nuestro país  que no ha existido una Campaña de Vacunación bien establecida como era en otras oportunidades. El Ministerio de Sanidad, jamás ha dado una explicación sobre la pandemia, su ministro y entorno  no aparecen por ningún lado, desconocemos la realidad de las cifras de Morbilidad, Mortalidad y  Letalidad. De acuerdo a la OPS, son altas. Los de la tercera edad estamos en el limbo, tenemos una primera dosis de SputnikV, ignoramos si tendremos la oportunidad (?) de una 2° dosis (???). De acurdo a los inmunólogos reconocidos, vamos a necesitar colocarnos la vacuna china, cualquiera de ellas, con sus pro y sus contra, pero tenemos que vacunarnos porque somos un grupo de alto riego.

Estamos en el último lugar en el planeta en población vacunada, el porcentaje  es del 1% según la OPS, organismo de alta credibilidad, mayor que la OMS. Esta última ha declarado lo que ya sabíamos con mucha anterioridad, que la pandemia se convertiría en una Endemia (viejo cuento). Para terminar el cuento, nos quedaremos sin 2° dosis y apelaremos a las vacuna china, con todos sus riesgos que significa cambiar de programa. Dios nos mire con ojos de piedad.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.