Localidades de Falcón entran en emergencia por fuertes lluvias

Redacción por 
 el 
Lun, 16 Nov | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia

Las fuertes lluvias registradas en el estado Falcón ocasionaron el deslave de las corrientes de aguas con lodo y procesos erosivos del monumento Cerro Santa Ana.

La eventualidad dejó afectadas a más de 1.000 familias de la parroquia Santa Ana, municipio Carirubana. Los habitantes además permanecen sin servicio eléctrico por la explosión de transformadores y la avería de guayas de alta tensión.

Protección Civil emitió un reporte en el que detalló que el deslave comenzó el viernes y hasta horas de la tarde de este domingo algunas familias estaban recogiendo los escombros. Los ciudadanos esperan respuesta del gobierno regional o local, de quienes esperan apoyo para atender los daños que recibieron las viviendas.

La situación es especialmente crítica en los sectores Joaquín y Ana, Divacoa, Los Perozo y El Centro, de acuerdo con el medio regional

Además de la erosión hubo una crecida en las quebradas Santa Ana, Chamuriana y Divacoa, donde el caudal alcanzó entre 0,20 cm a 1 m de altura. El desastre produjo pérdidas en enseres, comidas, electrodomésticos y daños estructurales.

El alcalde Alcides Goitía afirmó que el cuerpo de bomberos municipal se trasladó hasta la localidad afectada para atender la emergencia. “Gracias a Dios no hubo pérdidas humanas, pero hay muchas familias afectadas. Por el momento se está trabajando en el despeje de la vialidad”, expresó.

En total hubo 15 familias afectadas que sufrieron daños considerables en las viviendas, de acuerdo con el reporte oficial.

Funcionarios de Protección Civil se encuentran desde el pasado sábado en dicha zona realizando labores de limpieza de escombros y socorriendo a personas en las zonas de alto riesgo.

El estado Lara también está afectado

Decenas de familias en Lara también padecieron los destrozos ocasionados por las fuertes lluvias de los últimos días. Las precipitaciones dañaron las calles, inundaron viviendas y causaron la muerte de una adolescente que fue arrastrada por un río en Sanare.

Nidia Rodríguez narró para el diario regional La Prensa Lara cómo fue vivir el momento en el que la fuerza del agua entró a su casa y arrastró un tanque azul que estaba lleno. Los colchones, sillas, ropa, utensilios de cocina y hasta la comida flotaban sobre el agua.

Rodríguez denunció al medio que la falta de mantenimiento en drenajes ocasiona inundaciones en la zona cuando ocurren las precipitaciones.

Las fuertes lluvias también arrasaron con todo en el sector Las Clavellinas, donde al menos seis viviendas reportaron pérdida total de sus enseres. Luis Jonás Reyes, alcalde de Iribarren, a través de un reporte dijo que hasta el viernes 624 personas resultaron afectadas. Entre ellas hay 15 familias damnificadas y 71 con daños leves en viviendas y pérdidas de enseres, especificó el medio.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.