Los fuertes aguaceros dan alerta en Vargas

Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

 

Ante el paso de la onda tropical número 47 por Venezuela, las fuertes precipitaciones que se han registrado en el estado Vargas provocaron después de varias horas el colapso de los drenajes o desagües, situación que desencadenó anegaciones en varias avenidas de la localidad costera.

Este fenómeno meteorológico revivió en los guaireños el fantasma de la tragedia del 99. “Desde 1999 los entes gubernamentales debieron tomar las medidas necesarias para que la tragedia del estado Vargas no se vuelva a repetir, pero las lluvias que se vienen presentando desde los últimos años ocasiona más daños”, manifestó José Mendoza, residente del territorio costero.

Según el vecino, después de ocasionarse esta eventualidad tampoco se tomaron las previsiones correctas, debido a que la consecuencia de tantas personas muertas y desaparecidas es que “la gente no estaba preparada mentalmente para pasar por esto”.

A juicio de Mendoza, los varguenses observaron que desde la administración de la gobernación se prefirió invertir dinero en la realización de infraestructuras que en atacar el estado de los drenajes, las calles mal elaboradas y el aseo urbano en los sectores populares.

 

“Cuando se precipite una tormenta tropical directa en el estado Vargas o en las costas, se puede repetir fácilmente la tragedia que vivimos hace más de 10 años porque no estamos exentos a que eso vuelva a suceder”, recalcó.

En relación a las fuertes precipitaciones que se generaron el sábado 21 de septiembre, el vecino indicó que desde las 4 de la tarde de ese día no tienen servicio eléctrico ni señal en su casa, mientras que en zonas como ciudad Caribe sí hay. “Habían árboles que desde su raíz se cayeron encima de cables y postes de iluminación, creo que eso influyó mucho”, dijo.

El residente de la zona lamentó que por esta situación muchos caraqueños se quedaron atrapados el fin de semana porque los túneles estaban inhabilitados por la gran cantidad de agua que bajaba desde los cerros.

 

 

-En alto riesgo

 

Adolfo Miquilena, expresidente del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV), indicó que por el cambio climático debería existir un mayor control de todas las quebradas, tanto del estado La Guaira como del área Metropolitana de Caracas, debido a que el sistema de torrentes y drenajes “está fallando a nivel nacional y más en la región central”. Según estimaciones del CIV, un 70% de la red de drenajes de las principales vías está obstruida y daña la ciudad capital.

De acuerdo con Miquilena, después del desastre de Vargas en 1999 se creó un sistema periódico de mantenimiento y vigilancia, el cual intervino el ingeniero Carlos Genatios, director de la Autoridad Única para la Planificación de la Reconstrucción del estado costero. “Tengo entendido que eso funcionó unos años y no más”, agregó.

Luego de las lluvias en 2007, en la nación se vislumbró una alerta por el tipo de material que bajaba por todas las quebradas y “solo se tomaron unas medidas de limpieza en la parte baja, pero sin el chequeo respectivo de la zona alta”.

Miquilena, quien además es ingeniero experto en drenajes, afirmó que las empresas privadas sí tienen los materiales y maquinarias para realizar un adecuado mantenimiento en los desagües, no obstante desconoce si los organismos del Estado están capacitados. “Sin embargo, son pocas las empresas que desearían trabajar con estas instituciones públicas”, enfatizó.

 

Entretanto, el coordinador de desastres por el CIV recomendó que el sistema de alerta del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrológica (Inameh) y el ministerio correspondiente junto con el gobierno regional del estado La Guaira asuma los trabajos de chequeos en todas las quebradas y su cono de eyección en los tres niveles para así iniciar de forma expedita las labores. “Yo creo que de no tomarse los correctivos pertinentes se puede generar un evento cuya proporción no se puede cuantificar”, resaltó

Mié, 25 Sep | 2019

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.