Cornet y Fekir sorprendieron a los 'citizens'

Manchester City cae en se debut ante el Lyon

Redacción por 
Agencia
 el 
Mié, 19 Sep | 2018
Comparte »
¿Te gusta?

El Olympique de Lyon dio la sorpresa de la primera jornada en la Champions League y se impuso por 1-2 en el Etihad Stadium ante el Manchester City. Los goles de Cornet y Fekir fueron suficientes para tumbar al equipo de Guardiola, que vio el partido en la grada por sanción, y sólo el tanto de Bernardo Silva en el segundo tiempo metió a los ingleses en el partido.

A diferencia del año pasado, donde el Manchester City ganó los primeros cinco partidos de la fase de grupos -de hecho, se clasificó al ganar el cuarto y con el quinto confirmó la primera plaza-, los ingleses no pudieron tumbar a un Olympique de Lyon que salió al Etihad Stadium con una personalidad poco habitual para un visitante en el feudo del campeón de la Premier.

Los franceses se hicieron con el balón. Con Fekir y Depay a la cabeza, el Lyon comenzó a trenzar jugadas en la medular. Por la derecha, Cornet irrumpía con descaro cada vez que tenía ocasión en su primera titularidad de la temporada. En una de ellas, le anularon un gol por un correcto fuera de juego. Por la izquierda, Aouar medía los pases con elegancia.

El Manchester City no se encontraba a sí mismo. Sin Sané o Agüero, ambos suplentes por decisión técnica, el frente de ataque quedó reservado para Sterling, Bernardo y Gabriel Jesus. Pero el juego no fluía. A Sterling le anularon un gol y Delph tuvo un buen disparo desde la frontal al que respondió bien Lopes, muy seguro en la portería.

Después, Aouar y Fekir hilaron una buena jugada y el centro al segundo palo fue rematado por Cornet tras un despeje erróneo de Delph. El 0-1 fue el aviso y el 0-2, la confirmación. Justo antes del descanso, Ndombele asistió a Fekir, éste recorrió medio campo y chutó con la zurda desde la frontal para dar una buena ventaja a los visitantes.

El regreso de los vestuarios despertó a los citizens. Primero Fernandinho y después Gabriel Jesus gozaron de sendas ocasiones, aunque fue Depay quien tuvo la más clara: su balón se estrelló en el palo cuando la afición francesa cantaba el tercero.

Para la última media hora, Arteta llamó a Sané y a Agüero para buscar reducir distancias. Y encontró resultados. Sané arrancó por la banda izquierda, secó a su par y su pase atrás lo recibió Bernardo. El portugués, que había centrado su posición desde la entrada del alemán, remató de primeras y siguió confirmándose como uno de los futbolistas más importantes del Manchester City en el inicio de temporada.

Agüero y Mahrez lo intentaron en los últimos instantes pero no tumbaron el muro francés en el que el guardameta Lopes se mostró segurísimo durante toda la noche. Con esta derrota, el Manchester City suma su tercera derrota consecutiva como local en la Champions League tras las cosechadas la temporada pasada ante el Basilea (1-2) y Liverpool (1-2) en los octavos y en los cuartos de final.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.