Perú: expresidente Kuczynski seguirá en cárcel por Odebrecht

Redacción por 
 el 
Mar, 16 Abr | 2019
Comparte »

El Tribunal de Apelaciones de Perú rechazó poco antes de la medianoche del lunes un pedido de libertad solicitado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski. Los jueces ordenaron que siga en prisión por 10 días mientras afronta una investigación por presunto lavado de activos y por su supuesta injerencia en la adjudicación de obras millonarias a la constructora brasileña Odebrecht.

La corte indicó que Kuczynski asistirá el martes a una nueva audiencia para afrontar un nuevo pedido de prisión preventiva de la fiscalía, aunque esta vez por tres años.

Al mismo tiempo, el panel de jueces presidido por Juan Guillermo, ordenó la puesta en libertad del chófer y la secretaria del exmandatario que, como Kuczynski, estaban apresados desde el miércoles pasado.

En su fallo, los magistrados recriminaron a Kuczynski haber “brindado información incompleta”, perturbar la actividad probatoria y su falta de colaboración en la investigación.

La fiscalía afirma que Kuczynski realizó supuestos “actos de blanqueo de capital” mientras era ministro de Economía y primer ministro durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006). Los presuntos delitos están relacionados con la construcción de una carretera que conecta Brasil con Perú y una obra para irrigar zonas desérticas en el norte del país.

Kuczynski, de 80 años, escuchó la decisión cabizbajo. Por la mañana, durante sus descargos, dijo a los jueces: “Yo nunca he lavado nada”.

El exbanquero de Wall Street se quejó de que su reputación quedó destruida tras 60 años de trabajo y de que sus tarjetas de crédito habían sido “cortadas” en bancos del extranjero.

“Me da vergüenza, me hace llorar en mi corazón a mi edad tener que ver esto”, sostuvo.

En otro momento de su alegato, dijo que si las autoridades no le permiten ir a Estados Unidos para revisar la válvula artificial que tiene desde hace años en el corazón se convertirá en un “cadáver”.

Kuczynski llegó a la presidencia en 2016 con la consigna de luchar contra la corrupción. Renunció en 2018 por un escándalo ligado a la presunta compra de votos de legisladores de la oposición a cambio de favores políticos. Lo reemplazó su primer vicepresidente, Martín Vizcarra, que gobernará hasta 2021 e inició una cruzada anticorrupción.

Todos los presidentes que han gobernado Perú desde 2001 tienen cuentas pendientes con la justicia por sus nexos con Odebrecht. Toledo está pedido en extradición pero reside en Estados Unidos, Alan García (2006-2011) tiene impedido salir del país por 18 meses e intentó asilarse sin éxito en la embajada de Uruguay en Lima, y Ollanta Humala (2011-2016) también estuvo preso entre 2017 y 2018.

El caso Odebrecht ha remecido a la élite política de Perú, al igual que a la de otros países de la región, luego de que en 2016 la compañía constructora admitió que pagó sobornos para obtener jugosos contratos en casi toda Latinoamérica.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.