Privan de libertad a la mamá de Dylan y su cuidadora

Redacción por 
 el 
Jue, 13 Ago | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

El caso de Dylan sigue intacto y el rumbo de las investigaciones, cada vez, sorprende más a los detectives del Eje de contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), y la historia del duende que, supuestamente, lanzó al niño desde un piso 16 de un invadido edificio en pleno centro de Valencia, es menos creíble, pues este miércoles dos personas quedaron privadas de libertad por el hecho. 

El próximo 5 de septiembre Dylan cumpliría 3 años de vida. Los poco que vivió no habrían sido tan felices. Deisy, su mamá, no solo le gritaba sino que no se preocupaba por su alimentación y lo golpeaba muy fuerte. Hasta que un día la amenazaron con denunciarla y se fue del barrio Escalona, donde vivían. No supieron más de ellos hasta la noche del domingo pasado cuando “aparació” para decir que Dylan estaba muerto.

 

Quienes conocen a Deisy apuestan más a la hipótesis de un posible asesinato. Es una mujer violenta, grosera y hasta con malas mañas. Tiene apenas 21 años, y a la espera de su segundo hijo,  ya pisó una sala en tribunales porque le acusan del homicidio de su primogénito.

En medio de las investigaciones, acudieron a declarar varios testigos, algunos de ellos amigos de Deisy, pues –aparentemente- tras la autopsia al niño determinaron que Dylan, al parecer, también habría sido abusado sexualmente. El cuerpecito quedó con una marca de una correa en su pecho. Tenía otras lesiones viejas.

A Deisy la conocen en el barrio donde creció como “Rubí”. Ese sería un seudónimo que se puso ella misma. Antes del nacimiento de Dylan, supuestamente, se prostituía, cuentan allegados. De niña, se la habrían quitado a su mamá porque la mujer consumía drogas. Y su papá fue asesinado, así que creció lejos del amor de sus padres.

Ese hogar disfuncional del que viene trascendió de generaciones y tuvo como víctima al pequeño Dylan.

El sábado 8 de agosto, a Dylan, supuestamente, lo lanzó un duende desde el piso 16 al 12 en el edificio La Victoria donde vivían junto a “Ana”, una mujer que lo cuidaba y que les brindó abrigo en su apartamento y que también está detenida por el caso. Por lo pronto, ambas seguirán en los calabozos del Cicpc Las Acacias tras quedar privadas de libertad, aparentemente, por homicidio calificado en un audiencia que se celebró la tarde de este miércoles. 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.