Román Ibarra: Guaidó reelegido

Redacción por 
Ramón Ibarra
 el 
Sáb, 14 Dic | 2019
Comparte »

Informaciones recogidas en los medios tradicionales, y las redes sociales, dan cuenta de que los partidos políticos representados en la Asamblea Nacional, ya tienen un acuerdo para reelegir a Juan Guaidó como Presidente de esa entidad a partir del 5 de enero de 2020.

Es sensato que así sea, habida cuenta de que bajo su liderazgo ha habido importantes desarrollos en la lucha de la oposición por reconquistar la democracia para nuestro país, y él como dirigente político, es quien aparece mejor posicionado en todas las encuestas realizadas.

No obstante, la tarea será insuficiente, si como en este 2019 no se hacen las cosas correctamente y en la dirección de avanzar significativamente en la reconquista de la democracia y el sistema electoral como herramientas de cambio y progreso.

El propio Guaidó habló, aunque tímidamente aún, de la necesidad de la rectificación, y la reunificación. Modestamente desde aquí en nuestra columna, así como lo hemos apoyado resueltamente, también le hemos hecho saber las opiniones y el sentir de la gente común, acerca de lo que debe hacerse para avanzar de verdad.

Ahora que él mismo ha hablado de la necesidad de rectificar, debe aprovechar el inicio de 2020 para convencer a los partidos de la AN, y salir al encuentro de toda la sociedad opositora, incluyendo a la disidencia del oficialismo, pues como el mismo sostiene, tenemos la obligación  de hacerlo entre todos.

Decir la verdad con valentía a toda la población, y a la comunidad internacional acerca de que el orden en que se planteó su propuesta inicial del cese de la usurpación; gobierno de transición y elecciones libres se hizo inviable, de imposible ejecución.

La cosa es al revés; hay que luchar con todas las fuerzas democráticas para alcanzar unas elecciones libres con supervisión internacional; nuevo CNE; nuevo Registro Electoral, para que se pueda dar todo lo demás. Pero ello requiere valentía, y capacidad negociadora.

No puede dejarse secuestrar por radicalismos necios y actuar sin complejos para negociar una salida democrática con el régimen. Una negociación supone mutuas y recíprocas concesiones, y eso hay que asumirlo sin más dilaciones para que no vuelva a pasar lo ocurrido este 2019, pues se perdió tiempo y oportunidades valiosas, que le sumaron mucho a la frustración de nuestra gente.

No puede demorar más tiempo la necesidad de negociar con el régimen una salida política y electoral a la crisis, pero en medio de ello, también la AN debe aprobar el crédito propuesto por la CAF para resolver el drama del sistema eléctrico para aliviar el sufrimiento de estados tan importantes como el Zulia, entre otros, que hoy sufren las calamidades y torturas de la falta de esos servicios básicos.

Por cierto, hay que advertir que los servicios básicos, como agua, electricidad, alimentación, salud, entre otros, comportan derechos humanos garantizados en la Constitución, y que Maduro y su combo violan de manera sistemática. Eso hay que frenarlo urgentemente con un acuerdo entre oficialismo y oposición.

No detenerse en la tontería radical y mentirosa, según la cual, de aprobarse ese crédito de la CAF solo serviría para incrementar la corrupción del gobierno. No es cierto, son recursos que serían administrados directamente por esa corporación, y en caso de ejecutarse, resolverían el drama que hoy se vive con el servicio eléctrico.

El sistema eléctrico es un asunto cuya resolución, debe estar por encima de la controversia política; se trata de recomponer la vida de millones de seres humanos que hoy viven literalmente en la oscuridad.

Esas tareas pendientes, así como la lucha contra la corrupción deben ser prioridad en 2020 para reconquistar la democracia. Amén.

Etiquetas: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.