Ronny Cedeño: “Conseguir mi hit 700 me llena de orgullo”

Redacción por 
LVBP
 el 
Lun, 31 Dic | 2018
Comparte »
Cedeño es uno de los seis peloteros con al menos 18 jonrones y 127 remolcadas en la LVBP, desde la zafra 2014-2015
¿Te gusta?

Desde aquella temporada 2005-2006, cuando fue designado Novato del Año, Ronny Cedeño no ha parado de repartir inatrapables en la LVBP. En su zafra número 14 y en su juego 622, el carabobeño ingresó al club de los peloteros con 700 hits en el circuito local.

“Conseguir mi hit 700 en el beisbol profesional venezolano me llena de orgullo”, exclamó el infielder, que logró dicha gesta, en una noche perfecta, al irse de 4-4, incluyendo un triple.  “Contento por todo el apoyo de la fanaticada de Venezuela y los magallaneros. Tengo que seguir haciendo el trabajo, con mucha disciplina y dedicación”.

Justamente, la disciplina que pregona Cedeño, lo ha llevado a alcanzar un rendimiento más elevado con el pasar de las campañas. “Me preparo bien físicamente, entreno duro. Gracias a Dios todo ha salido bien y ojalá pueda seguir con este ritmo de juego”, dijo, el pelotero de 35 años de edad que, en la zafra anterior, impuso tope personal en carreras anotadas (46), empujadas (32) y dobles (14).

Cedeño, con esa cifra de cohetes de por vida, se convirtió en el jugador número 36 en la historia de la pelota venezolana en lograrlo y, además, se unió a Gustavo Gil, Tomás Pérez, Luis Rodríguez y Frank Díaz, como los peloteros que han alcanzado los 700 hits vistiendo el uniforme de los turcos.

“Lograrlo con una camiseta como la del Magallanes es muy importante, es un equipo de tanta tradición en Venezuela”, expresó Cedeño, que reparte sus 700 conexiones en 324 con la nave en cinco temporadas, y 376 en nueve zafras que disputó con los Tigres de Aragua.

“Se lo dedico a mi nana, a mis padres, que siempre me cuidaron, me educaron y están conmigo. Pero, especialmente a mis hijos, que me dan esas ganas de seguir luchando, de venir todos los días al estadio a entrenar”, soltó el experimentado jugador del cuadro.

El nacido en Puerto Cabello, todavía con objetivos por alcanzar a pesar de su dilatada trayectoria en el beisbol criollo, es segundo en Magallanes en promedio al bate (.312), en rayitas registradas (32) y remolcadas (26), en la presente contienda.

“Mi próxima meta es ganar un anillo. Darle esa alegría a la fanaticada magallanera junto con mis compañeros”, puntualizó el infielder, que se tituló con los Navegantes en la temporada 2013-2014, en calidad de refuerzo.

 

Etiquetas: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.