Trujillanos enfrentan una nueva semana sin transporte y sin gasolina

Redacción por 
 el 
Lun, 09 Ago | 2021
Comparte »
Fotografías por 

El estado Trujillo, se encuentra severamente afectada por el pésimo servicio de transporte público debido a la disminución de unidades que circulan en las áreas urbanas como extraurbanas. A las dificultades para conseguir repuestos, lubricantes y cauchos, los choferes de este estado andino deben sumarle el suplicio de surtir de combustible las unidades. Los conductores deben permanecer por días en las colas de las estaciones de servicio para poder llenar de gasoil o gasolina y no es siempre, pues en las llamadas semanas radicales se corta totalmente el suministro.

Al hacer seguimiento de algunas líneas de transporte de la entidad se verifica que son pocas las unidades operando. Mientras que, los buses de la empresa estatal Bus Trujillo, se hacen insuficientes para transportar al personal de salud y a otros pertenecientes a los sectores priorizados.

En el caso de la Línea que cubre la ruta del municipio San Rafael de Carvajal, específicamente, la primera semana de agosto realizó un incremento del pasaje de forma inconsulta, denuncian los usuarios, cobrando de Valera a Campo Alegre 1.600.000 Bs. Mientras que el pasaje cortó ya lo cobran en 800.000Bs., con una flota muy escasa de vehículos. 

La peor parte la llevan los usuarios

La falta de unidades de transporte público ha convertido la movilidad de la población en una verdadera calamidad. Desde tempranas horas de la mañana se observan miles de personas en las distintas paradas, mientras que otros optan por caminar. De acuerdo a testimonios recogidos por el equipo reporteril, los usuarios deben esperar por horas para lograr montarse en una unidad y todos narraron que luego de las 2 de la tarde, la situación se vuelve aún más caótica y desesperante. 

“Vivo en el municipio Carvajal y debo trasladarme a la ciudad de Valera a diario. Anteriormente podía ubicar transporte en la parada de San Pedro, pero ahora debo bajar hasta la entrada de la ciudad y con un gran grupo de gente poder lograr una colita y así volver a mi hogar luego del trabajo”, indicó un usuario que calificó esta situación como un maltrato al ciudadano

Al parecer el problema de la escasez de gasolina no tiene en el horizonte una esperanza para que se resuelva a corto plazo, el combustible cada día es más difícil de conseguir, y el ciudadano de a pie, el que depende del transporte público será siempre se lleva la peor parte de la crisis social y económica que atraviesa el país.  

Con unas elecciones en puertas, donde no se vislumbra una salida real al drama que viven los venezolanos, ante la falta del agua, electricidad, aseo urbano, telecomunicaciones, entre otros, para los ciudadanos cada vez se hace más difícil ¨sobrevivir¨ en una nación en crisis.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.