Un venezolano seduce paladares húngaros con sabores criollos

Redacción por 
 el 
Sáb, 15 Ago | 2020
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Armando Mundaraín tiene 26 años de edad y compite en el programa de cocina húngaro A konyhafonok, en el que entró gracias a un asado negro que usó como carta de presentación para evidenciar su origen. Conoció Budapest gracias a un intercambio estudiantil que realizó en 2011, volvió a Venezuela y luego regresó a Hungría. Egresó recientemente de la Budapest Business University.

Desde hace años Armando Mundaraín quería participar en el programa de cocina A Konyhafonokdel canal privado de origen luxemburgués RTL Klub. Pero el trabajo, un viaje o la falta de tiempo le impedían tomar la decisión. Pero este año decidió no postergarlo más. “Soy muy competitivo y quería probar mis capacidades dentro de un concurso gastronómico, bajo la presión de las cámaras y el jurado”, dice desde Hungría. Cocinó asado negro con puré de papás, plátano dulce con clavitos, guasacaca y chips de yuca. Un plato que hizo que los jueces le dieran el delantal blanco y entrara a la competencia, sin tener estudios formales en artes culinarias.

“El asado negro fue una elección para realizar la introducción en el programa y dejar en evidencia mi origen, además la cocina húngara tiemuchos platos parecidos o estofados”, explica Mundaraín, de 26 años de edad. Pero también hay una conexión emocional con el plato: esos sabores le saben a casa. “El asado negro reúne en perfecta armonía lo que somos, a través de su compleja preparación e ingredientes únicos que me recuerdan a mi casa, a mi familia, a mi país, a los encuentros familiares del domingo o las cenas de Navidad con toda la familia reunida. Recordar a mi mamá recrear un plato como ese me hace viajar nuevamente a esos momentos importantes, los aromas inconfundibles y las horas de preparación invertidas, como una obra de arte, y aunque ellas usaban la receta de Armando Scannone, yo mezclé sus métodos de preparación con los de Sumito”.

El video de la ronda de clasificación al programa se posicionó rápidamente en las tendencias de Venezuela en las redes sociales “El apoyo ha sido increíble desde el día que publiqué mi participación en A Konyhafőnők. Debo decir que soy una persona muy emocional y me conmueve mucho ver como todos me han demostrado su apoyo. Cuando entré al concurso soñé con recibir todo el amor y esas buenas vibras que me están llegando. Me dan muchas fuerzas para seguir dando lo mejor de mí”, expresa.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.