Se encuentra usted aquí

Publicado: Miércoles 11 de Julio del 2018

Curso intensivo de mandarín

Si el sendero de los últimos acontecimientos sigue por la vía amarga de las decisiones torpes, no sería de desestimar el iniciar un curso intensivo de “Open Mandarín”, para sentirnos cómodos con estas nuevas condiciones nacionales.

El Gobierno de la bandera roja y los ojos rayados continúa concediendo préstamos interminables a nuestro país. A China no parece acabársele la paciencia ante tanto derrochador de oficio en Miraflores. Por supuesto, todo debe partir de una maquinación bien compuesta para aprovechar esta debacle económica y asumir algún tipo de jerarquía de poder.

Este nuevo crédito especial de cinco mil millones de dólares –según los voceros del Ejecutivo nacional-  tiene la intención particular de financiar proyectos para rescatar la maltrecha producción petrolera venezolana, la cual según algunos estudios podría bajar del millón de barriles diarios en los próximos 120 días y dicha curva descendente generaría la casi desaparición de la industria.

El país asiático es el principal socio financiero de nuestro país. La inquietante cantidad de préstamos acumulados, nos hace presagiar un escenario de endeudamiento difícil de dilucidar para el futuro. En los últimos 10 años se han facilitado 60 mil millones de dólares, crédito pagado con envío de crudo a menores precios que en el mercado y de una forma tan inquietante, que quizá en muy poco tiempo un arroz con lumpias será nuestro plato tradicional.

Este raro despilfarro chino va dirigido a la explotación de los yacimientos de petróleo pesado de la Faja del Orinoco. Es de reconocimiento mundial que tenemos el palmarés de contar con las mayores reservas de crudo en el planeta, con más de 303 mil 200 millones de barriles.

De nada sirve dicha distinción, cuando apenas logramos generar un millón y medio de barriles diarios, comparado con los tres millones 500 mil de hace cinco años, por esos los chinos con el prodigio desatado de aprovechar cualquier resquicio de oportunidad para ampliar su indetenible capacidad comercial y sin tantas dudas como pudiese pensarse, volvió a estampar en su chequera una cifra estimable y hacen un convenio tan extraño como desconocido.

Sería un alivio pensar que los asiáticos están deseosos de beneficiarse de la mano de obra barata del país. Actualmente el salario mínimo del venezolano llega a la detestable cantidad de 89 centavos de dólar al mes, ubicándonos en el último lugar de América Latina y el Caribe. Pero el Gobierno venezolano es contrario a cualquier atisbo de crecimiento económico y desarrollo nacional, pues prevalece siempre la consigna de “mientras más pobres mejor”.

Tal vez no lleguemos a engrosar el casi un billón 400 millones de habitantes del esta nación, ni a formar parte del rompecabezas económico trazado hábilmente por una de las dos potencias más importante del mundo. Lo más probables es que ese territorio comunista sabrá sacarle beneficio a la necesidad de una Venezuela con tantas riquezas naturales y tanta falta de criterios correctos de sus gobernantes.

Especialistas afirman que China y Estados Unidos libran actualmente la mayor guerra comercial de la historia. Cada uno de estos países con las arcas repletas y las perspectivas claras, colocó más aranceles a las importaciones generadas entre ellas  y así tratar de entorpecer sus economías robustas.

Mientras, estas naciones observan con ojos distintos al descalabro de nuestro amado país, el cual no sabe si esperar indulgencia internacional o asumir una valentía inconmovible para librar una batalla por la libertad, tan dura y complicada como la independentista.

Venezuela por años se atiborró de emigrantes chinos, con sueños imperturbables y una capacidad férrea para el trabajo. Hoy esta nación asume otro papel, más complicado, voraz e imponente. Quizá por esta realidad, debamos aprender mandarín con premura, para poder entender con qué ojos nos miran estos asiáticos.

 

 

MgS. José Luis Zambrano Padauy

Ex director de la Biblioteca Virtual de Maracaibo “Randa Richani”

zambranopadauy@hotmail.com

@Joseluis5571

 

Ranking: 
Sin votos (todavía)

NOTAS RELACIONADAS

03/02/2018 - 7:03pm
José Luis Zambrano Padauy* - Es un hombre más que macizo. Tiene una voz frágil, socavada por una actuación impuesta. El guión es el mismo. Riguroso,...
14/01/2016 - 8:50am
He querido, por varias razones, que mi primera escritura del año sea dedicada al recuerdo de este gran amigo que muchos, por años, tuvimos en...
15/11/2017 - 6:41pm
Douglianys Rico - Todas las mañanas me montaba en el asiento del piloto para comenzar mi día. Trabajaba en una línea de buses local; cada día era el...

Contacto Directo

VALERA: Av. Caracas c/calle Buenos Aires Edif. El Tiempo.

Atención Cliente: Telfs: (0271)225-3656 / 225-3657 / 225-6846 / (0414)3714191

Contacto Online

Síguenos En

Twitter icon
Facebook icon