Se encuentra usted aquí

Publicado: Jueves 11 de Enero del 2018

Pueblo rechaza aumento del pasaje

La reacción por parte de los usuarios de las distintas rutas urbanas e interurbanas, fue de total rechazo a la pretensión de los representantes de varias líneas prestadoras del servicio, quienes ayer decidieron de manera inconsulta y sin acuerdos con las autoridades municipales, elevar nuevamente el pasaje en márgenes inaceptables para los usuarios
Acuerdo mutuo y no obligado
El precio debe ser acordado salomónicamente y no de manera arbitraria como ya se cobra, toda vez que además de ilegal, sólo favorece a quienes no salen a prestar un buen servicio, sino a agredir a los “viajantes” y a sacarles el dinero del bolsillo.

Gabriel Montenegro - Para nadie es un secreto, que la inflación galopante y el aumento desproporcionado de alimentos, ropa, calzado, artículos de aseo personal  y artículos de limpieza,  nos mantiene acorralados por igual. Eso mismo ocurre con los transportistas, quienes además de sufrir por la severa escasez de gasolina, gasoil y lubricantes, tienen que desembolsillar altas cantidades de dinero para poder adquirir repuestos, neumáticos y otros insumos para sus unidades.

 

Esta suerte de descalabro social, nos ha golpeado a todos por igual;  sin embargo, a pesar de que en fecha reciente se anunció un nuevo aumento salarial (el cual no ha sido cancelado  todavía), ya la mayoría de los productos antes referidos se dispararon de manera abusiva y exagerada, sólo que ahora se suma otro inesperado aumento de los pasajes.

 

Trancazo a los humildes

 

Ayer desde tempranas horas, quienes utilizamos el servicio de transporte público, tuvimos que vaciar los bolsillos para cancelar el nuevo aumento del pasaje, el cual no hace un mes ya se había elevado en márgenes entre el 50, 100 y 120 por ciento. La reacción popular no se ha hecho esperar y vastos sectores de la vida pública, especialmente voceros de los Consejos Comunales, Ubch y gente que labora diariamente en ciudades equidistantes a sus hogares, rechazaron de manera contundente y enérgica este nuevo trancazo al ya insuficiente salario y la destartalada economía familiar.

 

¿Quiénes aprobaron este nuevo aumento?

 

Al respecto pulsamos la opinión de varios funcionarios ligados a las alcaldías de Valera, Pampán y Trujillo, quienes expresaron que: “todavía el Sindicato de Transporte, los representantes de las líneas, el Sundde y los miembros de las distintas comisiones de Servicios Públicos no se han reunido para definir el tema, por lo que este aumento es totalmente ilegal y una muestra clara del radicalismo imperante en el sector transporte, donde se pretende hacer lo que les “viene en gana.

 

“Sabemos que cada aumento debe ser tema de sano diálogo y debate; de un acuerdo salomónico que favorezca y no golpee las partes involucradas, ya que no podemos permitir que los representantes de las líneas, amparados por el Sindicato de Transporte, pretendan abusar del pueblo a lo “mero macho”, expresó el señor Rafael Ramón Pacheco, residente de Pampán.

 

Se da el caso -subrayó Pacheco- que algunos conductores falta de respeto y groseros, al momento de cobrar precios exagerados y ante la natural respuesta negativa del pasajero, le gritan en su cara: “Esta buseta es mía y cobro lo que me da la gana, si quiere se baja”, otra ofensa y total humillación a quien le paga su comida y manutención familiar.

 

Pronunciamiento de alcaldes es vital

 

En lo que respecta al municipio Pampán, los ciudadanos Gerardo Brito, Andrés Suárez, Carmelo Ruedas, Elio Araujo y Rafael Castellanos, quienes laboran en Valera en la rama de la construcción,  expresaron su natural molestia y rechazaron este nuevo aumento por considerarlo ilegal y abusivo: “Ayer un grosero de la línea de Monay no quiso llevar a una señora porque sólo tenía 5 mil bolívares que es el costo actual y real; esto es un abuso y falta de respeto hacia el pueblo, porque es ese pueblo al que maltratan el que les da de comer a estos malagradecidos hambreados. Un chofer no come si no tiene pasajeros, de manera que debería haber un poquito más de respeto hacia los usuarios”, dijeron tajantes.

 

Todos vivimos la misma crisis

 

En síntesis, cabe reflexionar hondamente, que no es que los afectados directamente con estos aumentos le achaquemos la culpa de lo que ocurre a los abnegados profesionales del volante, sino que la comprensión debe ser mutua, ya que no sólo ellos sufren los embates de la hiperinflación galopante en el país… Es precisamente el ciudadano de a pie, ese que sale todos los días a laborar, quien padece las mayores calamidades.

 

Un transportista tiene al menos una unidad para defenderse, pero ¿qué puede esperar un trabajador que cobra un salario mínimo, con un cuadro de familia, si además de los alimentos, la ropa, las medicinas y el calzado son inalcanzables, ahora se agrega el pasaje? Naturalmente ese abismo de posibilidades se incrementa mucho más, si a cada momento recibe trancazos como el de ayer, el cual no llega por otra vía sino por el lado de los transportistas, quienes se autocalifican “parte del pueblo”. ¿Será cierto que lo son?

Ranking: 
1.05
Promedio: 1.1 (1 voto)

NOTAS RELACIONADAS

07/09/2016 - 7:25pm
NOELIA OROZCO / CNP: 21574 - Con cada inicio de la temporada escolar, padres y representantes empiezan con la odisea que significa buscar la gran...
05/06/2015 - 3:25pm
CRIXMAR ROJAS | CNP: 11478 -  El Mppeuct activó la línea 0-800-OPSU-SNI y el correo electrónico opsusni@opsu.gob.ve para realizar cualquier consulta...
05/10/2017 - 10:15pm
NOELIA OROZCO / CNP 21.574 - Este 18 de noviembre el Centro Comercial Plaza, se viste de gala para presentar a toda la colectividad la el 1er Evento...

Contacto Directo

VALERA: Av. Caracas c/calle Buenos Aires Edif. El Tiempo.

Atención Cliente: Telfs: (0271)225-3656 / 225-3657 / 225-6846 / (0414)3714191

Contacto Online

Síguenos En

Twitter icon
Facebook icon